Tal vez es tu aliento…

Un ejemplo que no siempre hace falta grandes presupuestos para comunicar ideas efectivas y potentes.

Este marketing de guerrilla fue desarrollado por Ogilvy Cape Town para Clorets.